La importancia del atrezo en la ambientación de una escena

Reportajes especiales

atrezo escena

El atrezo es el complemento perfecto para convertir cualquier escena en lo que el director de una película u obra de teatro quiere trasmitir al espectador. De hecho, en cada escena que recuerdas hay un elemento que ha ayudado a completar tu imagen mental y hacerte una composición de lugar mucho más cercana a tus expectativas.

La mejor ambientación

Uno de los mejores ejemplos de la importancia del atrezo es el uso de muebles y sillas de comedor clásicas. A todos nos viene a la mente alguna escena en la que incluso hemos podido ver algún que otro mueble que también teníamos en casa hace años. Esa sensación de familiaridad es fundamental para lograr que te metas en la película y vivas mucho más la acción que se te propone.

De hecho, resulta básico poder identificarse con una etapa específica de la historia. Como ejemplo, el que venimos glosando. Una escena cualquiera en un comedor con unos muebles adecuados logrará refrescarte la memoria e incluso hacerte viajar en el tiempo para recordar cómo eran tus cenas y comidas. ¿No es algo mágico?

La importancia de los detalles

Los encargados del atrezo también se encargan de seleccionar esos muebles (mesas, mesitas, descalzadoras…), que completan la escena con maestría. Analizando las películas que te han marcado, encontrarás estos objetos; que, a buen seguro, han formado parte de tu vida.

Y lo mismo ocurre cuando vas al teatro. Durante la representación podrás fijarte en unos muebles que pueden parecer parte del decorado, pero tienen unas funciones muy destacadas para otorgar mayor credibilidad a la obra y ampliar el espacio escénico del escenario a todo el patio de butacas.

Esta es la idea: no se trata ya de rellenar el fondo de la escena con muebles, sino de escoger correctamente aquellos modelos que permitirán dar a la escena la ambientación que necesita para convencer al espectador. La importancia del atrezo suele obviarse hasta que se hace el siguiente ejercicio.

Intenta recordar cualquier escena que te haya marcado de una forma especial. Es posible que, como es lógico, pienses en los diálogos y lo que sucede durante esta. Haz un esfuerzo mayor y recuerda el atrezo utilizado en ella. Ahora elimínalo de tu mente y piensa si el diálogo que recuerdas podría haber causado en ti la misma sensación si los actores hubieran estado en una habitación vacía.

Ahí radica la importancia del atrezo. Los detalles del fondo de la escena se convierten en principales y fundamentales para crear un ambiente distinto. De hecho, los mejores directores cuentan siempre con expertos en la materia; ya que de su elección depende, de manera directa, el éxito de su obra. ¿Qué sería de Casablanca sin sus muebles clásicos? ¿Qué tipo de aventuras habrían vivido tus héroes favoritos sin atrezo? Comienza a valorar su importancia y no dudarás en contar con los expertos en la materia para ambientar cualquier tipo de película u obra de teatro. La trama de tu obra conquistará al espectador mucho antes y de forma más efectiva.

0 Shares