Cómo se consiguen en el cine unas buenas explosiones

Reportajes especiales

explosiones combustible en cine

Si eres un apasionado de las películas de acción, seguro que habrás visto un sinfín de explosiones espectaculares en la gran pantalla. ¿Un ejemplo? La explosión de la Estrella de la Muerte, en la saga de la Guerra de las Galaxias.

Evidentemente, no se puede hacer explotar una ciudad para rodar una escena, por lo que se recurre a los tan necesarios efectos especiales. Esto no quiere decir que no se produzcan explosiones reales, pero se usan trucos para controlarlas y, además, muchas veces se añaden efectos gracias a las posibilidades que ofrece el mundo virtual. Si te dedicas al sector, has de saber que puedes comprar depósitos de combustible en www.depositosdegasoil.com para recrear explosiones en el escenario de una película.

¿Cómo se crean las explosiones de cine?

Como decíamos, a veces se producen explosiones reales, ya sea en maquetas o en el escenario. Sin embargo, no hay una sola técnica. Una de ellas, muy tradicional, consiste en hacer explotar a distancia petardos o bombas de humo, cerca del punto en el que se encuentran los actores.

No obstante, también se utilizan técnicas más complejas en las que se provoca una explosión real. Evidentemente, no se trata de explosiones tan espectaculares como las que luego ves en la gran pantalla, pero sirven para lograr el efecto deseado. Una de las técnicas consiste en crear varias explosiones pequeñas en vez de una grande. De esta manera se logra la misma espectacularidad y se consigue que la escena dure más.

Con el mismo fin, también se puede rodar la escena a cámara lenta y desde varios ángulos. Alternando luego las diversas imágenes se consigue una explosión duradera y el efecto deseado.

Algoritmo Wavelet Turbulence

Hasta ahora hemos hablado del rodaje y las explosiones que se crean de verdad. Sin embargo, antes mencionábamos que el mundo virtual ofrece un sinfín de posibilidades, como crear explosiones digitalmente o hacer que las escenas grabadas parezcan más realistas.

Un ejemplo es este algoritmo, que se basa en que en una gran explosión hay grandes remolinos y turbulencias y otros más pequeños. Esta fórmula permite crear grandes remolinos, pero también otros más pequeños. Estas pequeñas turbulencias se crean solo en el lugar en el que están las grandes y todas interactúan entre sí. De esta manera, se consigue un efecto realista y convincente en la gran pantalla.

Theodore Kim y su equipo, de la Universidad de California, fueron los encargados de generar este algoritmo que fue utilizado por primera vez para la película Monsters Vs Aliens. Dicha técnica se ha utilizado luego en otros filmes con un resultado muy satisfactorio.

Como ves, hay diversas técnicas que sirven para conseguir esas escenas que te dejan con la boca abierta en la gran pantalla. Combinando los efectos mecánicos con las técnicas digitales, se logran efectos convincentes sin necesidad de crear grandes explosiones que puedan generar un peligro excesivo. Si sueles admirar las películas de acción, fíjate en las explosiones, pues detrás de cada una de estas escenas, como te hemos explicado, hay un esfuerzo desde el punto de vista técnico.

0 Shares