Cómo diseñar un buen cartel para tu película

Noticias de Cine

cartel para película

Si se habla sobre ‘El padrino’ es imposible que no nos venga a la cabeza esa imagen de Marlon Brando con su tan famosa caracterización para hacer uno de sus mejores papeles (si no el mejor). Los amantes del cine saben perfectamente de lo que estoy hablando. Y, ¿qué hay de Pulp Fiction? Uma Thurman sujetando de forma tan sugerente su cigarrillo. Estos carteles hicieron historia y para la generación que creció con ellos, suponen todo un estandarte que hace referencia a las consideradas como mejores películas. Al fin y al cabo, el cartel de un film es como su DNI, su sello de identidad, aquello que será lo primero que verán los espectadores y por lo que muchos se decantarán o no a ver esta película.

Aquí te contamos cómo hacer un cartel inolvidable.

Tips

1. Título. Es importante que el título se pueda leer fácilmente.

2. Fotogramas para el cartel. Muchas películas utilizan para su cartel partes de la película que no representan realmente al contenido de esta. Por eso, se debe elegir un buen fotograma o recurrir a otras imágenes.

3. Actores. No dar protagonismo a actores no conocidos y poner sus nombres solo si van a afectar de forma positiva al cartel. Es decir, no poner nombres de actores que no los conoce la mayoría del público.

4. Colocación de los protagonistas.

– Flotando frente al mar: dramas.

– Espalda con espalda: comedias románticas o de conflictos.

– De espaldas: héroes.

– Corriendo: cine de acción (sobre todo si hay explosiones como telón de fondo).

5. Color. Los carteles con demasiado color son un error: más que llamar la atención, tienden a desorientar al espectador. Utilizar los colores para transmitir emociones y el contenido de la película es importante.

– Amarillo: cine independiente y comedias.

– Rojo: cine romántico.

– Azul: cine de animales y thrillers.

– Negro: cine de terror.

6. No pasarnos de “originales”. Aunque está bien ser originales, nunca hay que renunciar a la prudencia. Aunque queramos pretenderlo, no somos Tarantino. Es decir, inventar está bien hasta cierto punto, pero hay que seguir ciertos convencionalismos para que el público no se pierda y logre entender de un simple vistazo qué quieres transmitirle.

7. Siempre debemos llevar nuestro cartel a una imprenta de confianza, como la imprenta online ABCImprenta.

Típicos clichés

1. Texto grande sobre la cara del protagonista. Muchas veces no aporta información sobre el contenido de la película y es algo que está muy visto.

2. Mosaicos tipo “El show de Truman”.

Los ojos en los carteles

Los ojos son un recurso muy importante. Debido a rasgos evolutivos, el ser humano tenderá a fijarse más en las imágenes que contengan ojos (ya sean humanos o de animales), aunque estén tapados. Haciendo que el cartel de la película sea más llamativo.

En resumen, una imagen vale más que mil palabras, y en este caso, puede valer muchísimo más. Cuidar estos detalles no solo hará tu película atractiva para el público, también te dará la oportunidad de demostrar tu valía y originalidad a la hora de crear arte. Porque, al fin y al cabo, de eso se trata.

0 Shares